Historia

Año 2006

La celebración de las bodas de plata del Torneo López Ufarte terminó con derbys y penaltis. Y es que tanto la final disputada entre el R.C.D. Espanyol y el F.C. Barcelona, como la lucha por la tercera plaza entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid, se decidieron en sendas tandas de disparos desde los once metros.

En la final de consolación, los merengues se llevaron la victoria después de un emocionante partido con muchos goles ya que el resultado final fue de 3 -3. En cambio, la gran final del torneo terminó sin goles pero no por ello fue un partido aburrido. El R.C.D. Espanyol consiguió finalmente llevarse el trofeo de campeón además de los premios al máximo goleador, al portero menos goleado y al de la deportividad.

Año 2007

Después de dos años sin conseguirlo, el Real Madrid volvió a hacerse con el triunfo al ganar en la final a la Real Sociedad, sumando así su decimoquinto torneo. En un partido equilibrado y con ocasiones, el equipo blanco tuvo que esperar a la tanda de penaltis para imponerse, en el Stadium Gal y ante más de 1200 personas, a una Real que no llegaba a la final del torneo desde 1995.

El Real Madrid marcó sus cuatro lanzamientos mientras que el club txuriurdin sólo marcó uno y erró los otros tres. Esas paradas del portero madridista hicieron que fuera elegido como mejor guardameta del torneo. El mejor jugador fue Iker Munain (Athletic Club) y el máximo goleador, Pablo Salanova (R.C.D. Espanyol).

El tercer puesto se lo llevó el R.C.D. Espanyol tras vencer por 1 - 0 al Athletic Club en la final de consolación.

Año 2008

El trofeo de la vigesimoséptima edición del Torneo Ciudad de Irun López Ufarte se lo llevó el R.C.D. Espanyol, sumando así con éste tres triunfos en los últimos cinco años. La final, que tuvo carácter catalán al enfrentarse Barcelona y Espanyol se resolvió una año más en los penaltis.

Aunque el F.C. Barcelona se adelantó a los pocos minutos gracias a un tanto de Arman Ella, al que le fue entregado además el Trofeo al mejor jugador del Torneo, el empate llegaría pasado el minuto 75 con un gol de Álvarez.

A pesar de que ambos equipos dispusieron de diversas ocasiones de marcar, se llegó con este resultado, 1 - 1, al final, por lo que se dio paso a la tanda de penaltis. El guardameta del R.C.D. Espanyol, Víctor Coreca, tuvo mejor suerte y logró detener tres de los cuatro penaltis que le lanzaron los blaugrana. De esta forma, los periquitos se hicieron con el trofeo convirtiéndose en el equipo más fuerte de lo últimos años.

Si la final fue catalana, en la lucha por el tercer y cuarto puesto se habló en Euskera, ya que se enfrentaron la Real Sociedad y el Athletic Club. Fueron los donostiarras los que finalmente se hicieron con el tercer puesto tras vencer a los vizcaínos por 2 - 0.